El concejal de Juntos por el Cambio de Tigre, Mariano Pelayo, conversó con un medio del Conurbano acerca de la toma de tierras ilegales en el distrito, la postura del bloque político y el accionar del intendente sobre el tema

El crecimiento de los intentos de tomas de tierras y la usurpación de viviendas o terrenos fueron temas que siempre estuvieron en el país. Por más que no estén involucrados directamente con la pandemia por COVID-19, resurgieron en las últimas semanas y generaron preocupación en la mayoría de los dirigentes políticos.

En Tigre, por ejemplo, Juntos por el Cambio “repudia” la toma de tierras y dice que “no son parte de sus valores”. A propósito, Mariano Pelayo dejó su opinión en diálogo con 2Urbanos.com: “Es una problemática constante. Debemos estar atentos ya que no solo hay toma,s organizadas sino que recibimos reclamos de usurpaciones a viviendas particulares no habitadas. La propiedad privada es una piedra fundamental para el desarrollo productivo y la generación genuina de empleo”.

La semana pasada, en la localidad de Don Torcuato, un grupo de hombres y mujeres intentó tomar un terreno que era utilizado por una empresa constructora, pero las fuerzas de seguridad intervinieron y lograron controlar la situación. Este caso se le suma al de la estación Victoria del tren Mitre (partido de San Fernando), el cual tomó público conocimiento desde el primer día, puesto que dicha línea de transporte permaneció cortada durante gran cantidad de días por una medida gremial.

Repudiamos la toma de tierras desde Juntos por el Cambio; no son parte de nuestros valores. Entiendo que existe una necesidad habitacional, pero debemos darle solución siempre respetando las garantías constitucionales y el estado de derecho”, comentó el dirigente político. En cuanto a las decisiones del intendente de Tigre al respecto, agregó: “La solución tiene que ser integral y trabajar tanto con Provincia como con Nación. Hay que ser honestos y reconocer que es difícil dar respuesta habitacional únicamente desde un poder local, pero me gustaría expresiones y acciones más contundentes del municipio frente a esta problemática”.

El concejal, por el mes de Junio, había expresado ante el cuerpo del Concejo Deliberante que Tigre tenía uno de los mayores presupuestos de la Provincia y que éste no se veía reflejado en sus servicios. Luego de varios meses, advirtió que no hubo avances en ciertos aspectos: “Lamentablemente seguimos con los mismos problemas, y ahora agravados por la cuarentena eterna; la gente está en una situación muy delicada. Sigo manteniendo esos dichos, y los servicios no están a la altura del dinero que ingresa”. Y concluyó de forma tajante: “No puede ser que sigamos con calles de tierra y, sin siquiera, llegar al 50% de cloacas”.

A %d blogueros les gusta esto: