Un jurado popular declaró este martes al expolicía Derek Chauvin culpable del asesinato del afroestadounidense George Floyd en donde el exagente se había declarado inocente de todos los cargos 

Dereck Chauvin, exagente culpado por el asesinato del afroestadounidense George Floyd

El exagente de policía de Mineápolis había sido acusado de asesinato en segundo grado, penado con hasta 40 años de cárcel; asesinato en tercer grado, con una condena máxima de 25 años, y homicidio en segundo grado, que acarrea hasta 10 años de privación de libertad.

El jurado le declaró culpable de los tres cargos de forma unánime, y ahora el juez dispone de ocho semanas para determinar la condena.

El juez tardará ocho semanas en dictar sentencia, pero Chauvin ya es parte de un club muy exclusivo: apenas el 1% de los policías que matan a alguien durante sus horas de servicio enfrentan cargos, la mayoría menores. Según un estudio de la Universidad de Bowling Green State University, desde el 2005 solo siete de los 139 policías acusados de asesinato u homicidio involuntario han sido condenados, aunque hay 43 casos pendientes. Uno de esos ocurrió también en Minneapolis, cuando en 2019 el agente Mohamed Noor fue hallado culpable de la muerte involuntaria de Justine Damon, una mujer australiana de 40 años que se acerco a su coche patrulla para denunciar una violación.

Al no tener penas anteriores, es probable que la sentencia no sea superior a 12 años de prisión.

A %d blogueros les gusta esto: