Científicos de la Sociedad Brasileña de Virología (SBV) reportaron la existencia de una nueva variante del coronavirus en Brasil, identificada ya en 21 municipios de Sao Paulo, uno de los estados del país más afectados por la pandemia de Covid-19, que ya ha matado a más de 450 mil personas en todo Brasil.

La SBV bautizó a la nueva cepa como P.4, la cual contiene la mutación L452R en la proteína ‘spike’ (espiga) del virus, una alteración que también está presente en la variante india (B.1.617).

Los investigadores sospechan que esta nueva variante brasileña podría derivar del mismo linaje que dio origen a la P.1, detectada en la ciudad de Manaos, en el estado de Amazonas, y considerada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) como una variante de “preocupación”.

Desde el 4 de mayo, cuando se identificó por primera vez en una muestra, la llamada P.4 se ha encontrado en 21 municipios del interior de Sao Paulo. En uno de ellos, Porto Ferreira, ya estaría circulando libremente.

Aún no hay información sobre si esta nueva cepa es más transmisible, como sí ocurre con la P.1, que es hasta tres veces más infecciosa, según el Ministerio de Salud de Brasil. La P.1 provocó el colapso sanitario en buena parte del país sudamericano entre marzo y abril.

No obstante, la presencia de la mutación L452R, que también está en la variante del virus detectada en California, Estados Unidos, está asociada a un mayor poder de infección y, al parecer, le permite escaparse de los anticuerpos generados por pacientes que han superado la enfermedad con anterioridad.

Este nuevo descubrimiento, en el que han participado diversas instituciones académicas, como la Universidad Estatal Paulista, coincide con un repunte de los casos de Covid-19, enfermedad que en Brasil ya acumula 452 mil 031 muertos y 16.2 millones de contagios en 15 meses.

Brasil tiene una población de 212 millones de habitantes. Es el segundo país con más decesos relacionados con la Covid-19 por detrás de Estados Unidos, y el tercero con más contagios, después de los norteamericanos y de la India.

La alta circulación del SARS-CoV-2 ha convertido al gigante latinoamericano en un “granero” de nuevas variantes del patógeno, según han denunciado diversos especialistas epidemiológicos.

Además de la P.1, también surgió en Río de Janeiro la P.2, en el grupo de “variantes de interés” de la OMS.

Asimismo, científicos identificaron otra posible variante brasileña en la zona metropolitana de Belo Horizonte y una evolución de la P.1 (P.1.2) que, a principios de mayo, era responsable de casi el 6 % de los casos de coronavirus registrados en el estado de Río de Janeiro.

A %d blogueros les gusta esto: